¡Bienvenidos a la Clínica Baldor!

Horario de Atención: Lunes a Viernes - 8am a 5:30pm
  Contacto: (506) 2296-5669 / WhatsApp (506) 8470-9090

Ame su sonrisa, prevenga el mal aliento

CLINICA-BALDOR-ame-sus-encías-mal-alientoTodos queremos tener un buen aliento y disfrutar plenamente nuestra sonrisa. Sin embargo, una enfermedad silenciosa puede afectar su salud oral y causarle mal aliento.

La causa más común del mal aliento es por la enfermedad periodontal o enfermedad de las encías.

LA CAUSA DE LA HALITOSIS

La halitosis o el mal aliento, es causada por las bacterias en la boca que degradan proteínas presentes en la cavidad oral. Estas proteínas y otros materiales que se encuentran en la boca de forma natural o de los alimentos y bebidas que consumimos, son el combustible que alimenta al “mal aliento”. Los productos de la degradación de estas proteínas y otras sustancias se describen como “compuestos de azufre volátiles”, uno de los cuales es el sulfuro de hidrógeno. El sulfuro de hidrógeno es también el mismo gas que se produce cuando uno tiene flatulencia. Se ha demostrado que las bacterias que causan estos compuestos de azufre también son las bacterias que causan la enfermedad de las encías o periodontitis. Por lo tanto, la placa bacteriana que causa la periodontitis tiene que considerarse como un factor causal para el mal aliento.

LOS LUGARES DE LA HALITOSIS

La halitosis puede ser causada por la acción bacteriana en varias áreas de la boca. Estas áreas son:
1. La lengua.
2. Los dientes – sobre y entre los dientes.
3. Las encías.
4. El estómago.

1. LA LENGUA

La halitosis puede deberse a bacterias acumuladas en la lengua. Tenemos más de 500 especies de bacterias en la boca. La lengua debe cepillarse cada vez que comamos para evitar el mal aliento proveniente de bacterias y restos de comida adheridos a ella.

2. LOS DIENTES

En la boca tenemos más de 500 especies de bacterias. Los dientes albergan bacterias que se unen con proteínas y forman una película llamada biopelícula (Biofilm). Esta biopelícula se debe desorganizar todos los días con un buen cepillado y uso del hilo dental. El hilo dental limpia más de un 40% de las superficies de las piezas dentales.

La acumulación de bacterias es lo que provoca caries, enfermedad de las encías y mal aliento.

3. LAS ENCÍAS

Los tejidos de las encías pueden ser una fuente significativa del mal aliento. Entre la encía y el diente hay un “surco” o espacio que por lo general mide de 1 a 3 mm cuando las encías están sanas. Este surco se profundiza cuando se acumulan bacterias de la boca formando lo que se conoce con el nombre de “bolsa periodontal”. Estas acumulaciones de bacterias que degradan productos de la boca ocasionan el mal aliento haciendo que las encías sangren o pueda inclusive haber pus y hacer que se pierda hueso de soporte del diente.

4. EL ESTÓMAGO Y OTRAS CAUSAS

Si ya se hizo el examen de las encías con su odontólogo o periodoncista y tiene salud bucodental, el mal aliento podría deberse a otros problemas como reflujo (ácidos del estómago que regurgitan), injerir licor, fumar, presentar sinusitis crónica, pasar muchas horas sin comer, tomar muy poco líquido, toma de algunos medicamentos y otros. Sin embargo, la causa más común del mal aliento es por enfermedad periodontal o infecciones en boca.

Si desea un diagnóstico de su salud oral, puede contactar a la Dra. Silvia Oreamuno (Especialista en Periodoncia) AQUÍ, escribirnos al correo info@clinicabaldor.com, o llamarnos directamente a los teléfonos (506) 2296-5669 / (506) 2296-1012.

LA SOLUCIÓN

Si usted presenta infección en boca, ya sea de caries dental o enfermedad periodontal o ambos, debe tratarlos de inmediato. La solución a su problema de mal aliento empieza con la limpieza adecuada de dientes y lengua.

Cepille la lengua con su cepillo dental o limpiadores de lengua cada vez que coma.

Use el hilo dental entre sus dientes todos los días y preferiblemente antes de acostarse. El hilo dental es muy importante como una técnica para reducir el mal aliento.

Los enjuagues bucales son opcionales, lo más importante es reducir las bacterias mecánicamente con un buen cepillado y un buen uso del hilo dental. Pídale a su odontólogo que le enseñe las técnicas correctas.

Tome alrededor de 8 vasos de agua al día, esto mejora el aliento al producir más saliva. La saliva tiene enzimas y proteínas que luchan naturalmente contra las bacterias y además ayuda a que las bacterias no se adhieran tan fácilmente a las superficies de los dientes. En las mañanas todas las personas presentan mal aliento porque en la noche la boca se seca, no hay salivación.

Si el mal aliento no viene de la cavidad oral, debe consultar con su médico.

 – Dra. Silvia Oreamuno
Especialista en Periodoncia

A %d blogueros les gusta esto: